Desentrañando los misterios de la Isla de Pascua

En la región del Valparaiso, en plena polinesia, se encuentra la mítica Isla de Pascua, una de las más grandes islas de la parte insular de Chile. Aunque su población se concentra en Hanga Roa, esta hermosa locación está llena de magia, misticismo y de los vestigios que sus ancestros, los Rapanui, les han legado. Cuando se trata de visitas a destinos exóticos, los misterios de la Isla de Pascua no pueden pasar desapercibidos.

En las tierras de los Moáis

Esta localidad ofrece uno de los paisajes naturales más hermosos del planeta y se encuentra situada en pleno Océano Pacífico. Esta es una excelente zona turística para degustar los manjares que ofrece el mar, la calidez de los locales que hablan español y rapanui y los deportes acuáticos que normalmente se practica en Hanga Roa, la capital de la isla. Sin embargo, lo que más atrae son los misterios de la Isla de Pascua, pues envuelven a su arqueología y cultura.

En Hanga Roa puedes visitar su iglesia, que cuenta con esculturas de origen rapanui. El Complejo Ceremonial Tahai es un lugar en donde puedes ver los mejores atardeceres de la isla y encontrar varios restos de viviendas antiguas. En la Caleta se encuentran dos Moáis, que generalmente son los primeros que ven los turistas. Además, en las mañanas los pescadores venden productos frescos a excelentes precios.

También debes conocer las inmediaciones del Volcán Rano Raraku, pues allí se concentra la mayoría de los Moáis de la isla, enormes estatuas esculpidas en roca volcánica. Este se encuentra inactivo, pero en el interior de su cráter se formó una laguna en la que ha prosperado una microfauna que es digna de ver.

La Isla de Pascua está rodeada de playas de arenas blancas que puedes recorrer a caballo o practicar submarinismo, sin embargo, para vivir los misterios de la Isla de Pascua debes visitar lugares como Vinapu, Vaihu, Vai Mata, Te Puna Pau y Te Pito, en donde encontrarás tesoros arqueológicos que se han declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

En el caso de que quieras volver a Chile continental, puedes arrendar un auto en Europcar y recorrer la zona central (Valparaíso y Santiago).

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.